Actualiza tus Datos
23 septiembre, 2022

Daniela Muñoz: “Sentíamos muy fuerte el generar identidad y dejar una marca de qué era ser biotecnólogos de la Andrés Bello”

Daniela es Alumni de la carrera de Biotecnología y Biología de la Unab, realizó una doble titulación y, además, un magíster al año siguiente de su egreso de pregrado. La profesional tiene una destacada trayectoria y se ha dedicado a distintas áreas de la carrera, pasando por la academia, el sector privado y sector público.

Daniela Munoz¿Qué estudiaste y cuando egresaste?

Estudié Ingeniería en Biotecnología y, en paralelo, Biología en la Unab de Santiago. Egresé de ambas carreras el 2012 e hice un Magíster en Biotecnología, del cual egresé en 2013, luego continué con un Magister en Innovación en la Pontificia Universidad Católica, egresando el 2015.

¿Por qué elegiste la Universidad como casa de estudio? ¿Qué recuerdos tienes de tu paso como estudiante?

Mi intención era estudiar en una universidad tradicional, pero al quedar en lista de espera, decidí hacer un año en la Unab para ver qué pasaba y la verdad es que me terminó encantando. Era mucho más fuerte de lo que pensaba, sobre todo en investigación.

Recuerdo el paso por la universidad como una experiencia bastante ligada a la investigación, con laboratorios enfocados en distintas áreas y abiertos a los estudiantes, ofreciendo siempre una alternativa para quienes queríamos seguir una carrera en el área científica.

Entré a la segunda generación de biotecnólogos de la Unab – entonces todavía éramos un grupo relativamente pequeño – y creo que sentíamos muy fuerte el tema de hacer identidad y dejar una marca de qué era ser biotecnólogos de la Andrés Bello. Eso también se sentía en los mismos profesores, se notaba que todos estábamos construyendo algo que era nuevo y en lo que queríamos generar impacto.

Teníamos un sentido de comunidad, con un fuerte foco en el área científica y sus laboratorios, en poder hacer cosas en conjunto. Por ejemplo, teníamos clases y laboratorio una vez por semana en el centro de Quintay -CIMARQ- lo cual era entretenido y una excelente experiencia que vivíamos como alumnos.

Daniela MunozDe los profesores que tuviste en la universidad, ¿hay alguno que haya influido en tu camino y te haya motivado?

Si, muchísimos y con algunos sigo en contacto hasta el día de hoy. En nuestro caso hacemos varias pasantías en laboratorios y eso significa tener una comunicación muy estrecha con los profesores, más allá del aula.

En particular recuerdo a todos los del área de Biotecnología Vegetal, en especial a Gabriel León, él fue mi tutor de tesis y mi primer trabajo como egresada, donde aprendí de ciencia y divulgación científica. También a Ariel Orellana y otros que ya no están en la UNAB, como Hernán Silva.

El director de carrera de ese tiempo, Alfredo Molina, quien siempre expresó su gran compromiso y mantuvo una relación cercana con nosotros, sus alumnos.

¿Qué herramientas entregadas por la universidad te han servido para tu desarrollo profesional y desempeñarte en lo que hoy haces?

Esto es algo que menciono de la Andrés Bello en todas partes, sobre todo de nuestra carrera, y es que creo que nos prepararon tanto para una carrera dentro de laboratorios o de la investigación académica convencional, como para poder tomar distintos desafíos en áreas de emprendimiento, propiedad intelectual o en empresas industriales. En ese sentido, la carrera se diversifica más respecto a otras universidades.

¿En qué estás actualmente?

Hoy en día trabajo en la ANID, que es la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ex CONICYT. Trabajo como coordinadora científica de Inter y Transdisciplinas en la Subdirección de Proyectos de Investigación, que destaca por llevar los concursos Fondecyt.

Daniela Munoz¿Cuáles son los desafíos que enfrentas?

Principalmente es asesorar en materia científica para la toma de decisiones estratégicas, apoyando las decisiones basadas en evidencia, velando por la calidad en los procesos de evaluación de los proyectos Fondecyt y en el diseño de nuevos instrumentos de financiamiento en el Estado, como es el nuevo concurso de proyectos de Exploración en la Investigación.

¿De qué forma crees que contribuyes, desde lo que haces, a la sociedad?

Comencé en investigación convencional en un laboratorio, luego fui al sector privado, desde el cual trabajé como coordinadora de propiedad intelectual y transferencia en el Consorcio Biofrutales, y hoy asesoro en el sector público. Es decir, he tenido un paso amplio por el ecosistema de la Ciencia y la Tecnología, desde la academia a lo privado y luego lo público, que ha sido formador para conocer y pensar en cómo apoyar transversalmente la investigación, y no generar soluciones o decisiones desde la mirada de solo un sector, integrando a sus actores.