Actualiza tus Datos
26 agosto, 2022

Romina Santana, creadora de un semillero de talentos en la música

Hace 12 años que Romina Santana se tituló de la carrera de Educación Musical en la U. Andrés Bello. Esta cantante, autora y profesora aporta a la cultura y música chilena a través de la creación de Momentime Music, un semillero de talentos.

Escrito por Sonia Tamayo

“Soy una mujer que no hace las cosas por simple motivación, sino que por convicción”, es la frase que Romina Alexsandra Santana Arriagada dice que la define de la mejor manera.

A sus 33 años, quien se tituló de la carrera de Educación Musical en la U. Andrés Bello en 2010, se ha consagrado como una importante generadora de artistas nacionales y un aporte para la cultura chilena.

¿Por qué decidiste estudiar Educación Musical?

Creo que más que haber decidido estudiar pedagogía en música, fue la carrera la que me encontró a mí. Mi plan, a los 17 años de edad, era estudiar canto popular en la Escuela Moderna de Música, ya había viajado a Santiago desde Punta Arenas (mi ciudad natal) para dar el examen y ya había sido aceptada, sin embargo, por esas cosas que a mi parecer no son casualidad, recuerdo que, en el último minuto, a fines de febrero, mi padre recibió la noticia de que había sido despedido y con ello se terminaba también la posibilidad de estudiar en aquella escuela de música. Fue allí, cuando un joven me cuenta que tenía un amigo estudiando música en la Universidad Andrés Bello de Santiago. Aún me recuerdo que, al revisar la malla curricular de la carrera de Educación Musical, quedé impresionada por la gran cantidad de ramos teóricos y prácticos del área musical, así que no dude en postular. Y bueno, no me arrepiento en absoluto. Allí recibí una gran formación musical, pero además recibí una formación pedagógica que hoy me permite enseñar lo que más me apasiona, la música.

romina santana¿Cómo ha sido tu camino profesional desde que decidiste estudiar esta carrera?

Ha sido un camino de desafíos. Un camino en donde cada temporada te exige más, donde tus mayores lecciones, tanto personales como profesionales, las aprendes de tus mismos errores y desaciertos, pero que finalmente son las experiencias que te ayudan a crecer, a madurar y a saber que puedas dar mucho más. Estudiar esta carrera ya se constituía en un desafío y cuánto más llevarla al plano laboral, en donde había que poner a prueba lo aprendido. Y trabajar en docencia cada día se constituye en un desafío, pues las exigencias tecnológicas y educativas requieren un aprendizaje constante y permanente de sus actores. Por ello, parte de mi camino profesional ha sido tratar de ganar experiencia en varios ámbitos de la educación como lo es, la educación particular, subvencionada y municipal, así como la enseñanza comunitaria, a través de talleres municipales. Asimismo, y de manera paralela, he dedicado algunos años para perfeccionarme en el área de la investigación musical. Es así, como hoy cuento con el título de Magíster en Artes, mención musicología de la Universidad de Chile. Todo esto con el anhelo de seguir creciendo profesionalmente en el área tanto musical como de la enseñanza y la investigación.

¿Qué recuerdas de tu paso por la UNAB?

Llevo en mi memoria, el recuerdo de grandes maestros de los cuales tuve el honor de aprender y, que a pesar de todo el vasto conocimiento y experiencia que ellos llevaban consigo, la humildad y la sencillez eran virtudes que los caracterizaban y que yo admiraba muchísimo. Ese trato cercano y sincero de los profesores es lo que más recuerdo y valoro hasta hoy. Otro recuerdo que también marcó mi paso por la UNAB fueron los seminarios y encuentros musicales organizados por la carrera, donde se concertaban docentes, estudiantes de educación musical de otras casas de estudio, entidades educacionales e invitados de alta talla nacional como internacional en el ámbito de la educación musical como, por ejemplo, Violeta Hemsy de Gainza. Esos encuentros fueron muy inspiradores y gratificantes, llenos de música y de experiencias compartidas mutuamente.

¿Cuáles crees que fueron las herramientas que te proporcionó la UNAB para tu desarrollo profesional?

Considero que una de las principales herramientas proporcionadas por la UNAB en mi etapa de estudiante y que me ha acompañado hasta el día de hoy, fue el trabajo colaborativo. El trabajo colaborativo como una de las herramientas claves para el desarrollo de objetivos en todo ámbito de tareas. Sería un grave error pensar que, con mi propio trabajo y esfuerzo saqué adelante mi carrera, porque ello sería desconocer todo el trabajo colaborativo que hubo detrás. En otras palabras, el resultado de haberme graduado no se valió únicamente a mi propio compromiso sino también al compromiso de todo un grupo de personas que con una responsabilidad individual aportaron de manera significativa al alcance de metas de todo un grupo de trabajo. El trabajo colaborativo estuvo inserto desde el primer día que inicié mis estudios en la UNAB y hasta el último día en que culminé el proyecto de tesis final. Puedo decir que fue una de las herramientas más exigentes y desafiantes en mi paso por la UNAB, te permite el desarrollo de un sin número de habilidades sociales y comunicativas, de inteligencia emocional, además del desarrollo de la capacidad organizativa y resolutiva y que más decir del aporte al desarrollo del liderazgo.

“Que la UNAB permita el trabajo colaborativo de manera transversal en todas sus áreas del conocimiento, genera un desarrollo integral y saludable en sus estudiantes para las demandas del actual mundo laboral en donde se desempeñen como futuros profesionales”.

El aporte al Chile actual

¿Cómo y por qué nace Momentime Music?

Momentime Music es un proyecto que nació en medio de la pandemia, exactamente el 2021. Y bueno, como una vez escuché por ahí “las mejores ideas nacen en tiempos de crisis”, creo que algo así me sucedió a mí. Llevaba un año de haber renunciado a mi trabajo en un colegio municipal en el cual había crecido mucho a nivel personal y profesional, sin embargo, al término del 2019 tomé la decisión de renunciar, para buscar nuevos caminos y así seguir creciendo profesionalmente. Pero nunca me imaginé que una pandemia cambiaría mis planes y el de todo el mundo en un instante. Fue de esta manera, en medio del encierro y luego de muchos meses de pensar, reflexionar y replantear mi vida y mis propósitos es que nace Momentime Music. Un día mis padres me hicieron la siguiente pregunta: ¿Cuál fue tu verdadera motivación para dejar tu tierra y a tu familia e ir a estudiar a la capital esa carrera? Y esta pregunta fue crucial. Esta pregunta me remontó a 15 años atrás cuando una jovencita magallánica decidió dejarlo todo por venir a estudiar a la capital, simplemente por un sueño, el sueño de tener algún día su propia escuela de música.

romina santana¿Cómo defines a Momentime Music?

Es un espacio online que permite el desarrollo y perfeccionamiento de la voz cantada por medio de diversos cursos elaborados, especialmente, para las necesidades de cada persona. Nace con el fin de poner a disposición mis habilidades pedagógicas y musicales junto a toda mi larga experiencia en el ámbito educativo-musical, al servicio de todas las personas.

¿Cuáles son los desafíos en lo personal y profesional que tienes a corto y mediano plazo?

En lo profesional, mi prioridad es ver crecer a Momentime Music. Hoy Momentime Music es un espacio de aprendizaje musical online. Sin embargo, mi meta es, en un tiempo no muy lejano, inaugurar un espacio físico para el aprendizaje musical de manera presencial. Esta se constituye en mi gran meta a largo plazo, sin embargo, para ello debo enfocar todas mis fuerzas y energías a entregar el mejor servicio educativo en el ámbito del canto y a ofrecer cursos que se adecúen a las necesidades de cada interesado, para así en un futuro abrir las puertas de una Escuela especializada en canto y en otras áreas de la música.

¿Y en lo personal?

En lo personal, mis objetivos están ligados principalmente a dar a conocer mi música. Llevo ya algunos años componiendo canciones que son el resultado creativo de un bagaje lleno de experiencias y lecciones de vida en mi caminar, letras que hablan de mi fe en Dios y que son de inspiración para otros a seguir creyendo. Por lo tanto, grabar y poner a disposición de la gente estas canciones es mi prioridad y se ha convertido en una de mis principales motivaciones en mi carrera musical.

Eres profesora de música, cantante, autora y compositora de variadas canciones del género de música cristiana, ¿Cuál es la faceta que más te acomoda?

Que difícil pregunta. Creo que una no sería sin la otra. De alguna manera, todas están unidas entre sí. Sin embargo, podría decir que la faceta que más me acomoda es cantar, lo hago desde que tengo uso de razón y fue el punto de inicio en todas las facetas en las cuales hoy me puedo desarrollar. Por el canto es que nació la inspiración de escribir letras y luego de componer la música para esas letras, por el canto, es que llegué a estudiar la carrera para ser profesora de música y por el canto hoy puedo estar iniciando un proyecto tan anhelado como lo es Momentime Music. Por lo tanto, puedo decir que el canto es y será la faceta que más me acomoda y que, por lo demás, me acompañará siempre.

¿Cuál crees que es tu aporte al Chile actual?

Mi aporte al Chile actual, en materia educativa, es la apertura de un nuevo espacio de formación musical a distancia, he puesto a disposición de niños, jóvenes y adultos, que ofrece una enseñanza del canto por medio de un enfoque pedagógico, en donde el arte de cantar se convierte al mismo tiempo en el arte de educar. Al crear nuevos espacios de formación musical que sean accesibles y flexibles para los estudiantes, estamos permitiendo que una mayor cantidad de personas tengan acceso directo a una educación musical y lo que es más importante aún, a una formación especializada en desarrollar sus talentos y habilidades musicales. De esta manera, considero que la creación de Momentime Music como un espacio para la formación musical especializada y personalizada, será el semillero de muchos talentos que hoy necesitan un espacio para ser descubiertos, desarrollados y perfeccionados, lo que, por ende, se convierte en un aporte a la educación musical y cultural del Chile actual.

Revisa también Fonoaudiólogo Moisés Sáez: Rehabilitar la voz es devolver parte de la identidad